Zona de sombra

Las cuatro esquinas del mundo

Un dirigente de Podemos fue, al parecer, condenado, cuando era menor, por abusos sexuales.

Lo dice un periódico, así que pongo todo entre paréntesis.

El periódico afirma que la “minoría de edad” del dirigente le salvó de ir a prisión. Es una forma perversa de verlo. Ser menor no le salvó. Ser menor es la razón por la que no va (en particular, serlo cuando se produjeron los hechos). Hemos decidido, en España, fijar una línea (y toda línea es arbitraria) entre la mayoría y la minoría de edad, y lo hemos hecho porque comprendemos que la responsabilidad exige una madurez que no tienen los niños y hay que fijar una frontera genérica por la sencilla razón de que la seguridad jurídica lo exige.

Proyectar en quien es mayor de edad los actos realizados cuando era menor es terrible. En particular, cuando todo el discurso se construye sobre la idea…

Ver la entrada original 169 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s