Siempre hay sitio para un imbécil más

Las cuatro esquinas del mundo

Se suele utilizar la expresión “no cabe un tonto más” para desahogar esa desazón que nos invade (a veces justificada, a veces injustificadamente) ante la estulticia que nos agota. Es una expresión de ida y vuelta, porque, en ocasiones, al aplicarla por ignorancia o prejuicio, solo demostramos que caben más tontos. No cabe un tonto más de los que dicen no cabe un tonto más, podríamos concluir, iniciando una rueda eterna y quizás una secta de anulares que encienda una pira que termine convertida en un incendio.

La sensatez, individuo a individuo, me parece más extendida de lo que creemos. La estupidez suele ser algo grupal, tribal. Mejor: la estupidez suele producirse como reacción tribal frente a los comportamientos tribales de los demás. Seamos optimistas: la Humanidad avanza, y los tropiezos y retrocesos puntuales son momentos en los que se produce alguna epidemia colectiva de imbecilidad. Para evitar esas epidemias, hemos…

Ver la entrada original 416 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s