Continuaba, ya se lo advertí

El blog de Santiago González

Ya avisé de que continuaría. No por voluntad de estirar el chicle, sino por falta de espacio en mi columna de ayer. Todos los detractores del juez del voto particular demuestran no haberse leído su texto, porque solo hacen una cita y manipulada, para sostener que atribuye a la víctima una actitud de jolgorio y regocijo. El juez no dice semejante cosa como pueden comprobar si leen entero el siguiente párrafo sobre unos vídeos, recordémoslo, que los jueces sí han visto y nosotros no:

“No aprecio en los vídeos cosa distinta a una cruda y desinhibida relación sexual, mantenida entre cinco varones y una mujer, en un entorno sórdido, cutre e inhóspito y en la que ninguno de ellos (tampoco la mujer) muestra el más mínimo signo de pudor, ni ante la exhibición de su cuerpo o sus genitales, ni ante los movimientos, posturas y actitudes que van adoptando. No…

Ver la entrada original 637 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s