Los niños del Brasil

Las cuatro esquinas del mundo

A las personas a las que he escuchado hablar peor de los andaluces es a andaluces. Y a las que he escuchado hablar peor de los españoles es a españoles. Y lo más gracioso del asunto es lo que siempre se olvida: que no solo no conocemos a todos los andaluces o españoles, sino que ni siquiera conocemos a una ínfima parte de ellos. Y esto es aplicable a todo el mundo.

Por eso esto es una sandez:

Además, ¿cómo van a ser todos los niños andaluces de diez? ¿Para que sirve una «nota» si todos los niños obtienen la misma? Una de dos, o el diez del señor Moreno equivale a la nota que obtiene el «peor»…

Ver la entrada original 414 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s