No somos Lauras ni Bernardos

El blog de Santiago González

La tragedia en la que Bernardo Montoya detuvo ilegalmente, agredió sexualmente y asesinó con crueldad a la joven Laura Luelmo, ha conmovido a toda España y las reacciones se han precipitado en un melting potsentimental de difícil digestión intelectual. “Todas somos Laura” ha clamado el feminismo solidario en reivindicación ontológicamente imposible. Laura no puede decir que es Laura, se lo impidió Bernardo Montoya.

La generalización se lleva mucho en estos tiempos. Todas somos Laura, todos somos Montoya. El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, acusó al capitalismo del asesinato del niño Gabriel Cruz y proponía que nos echáramos esa cruz al hombro en un artículo  que tituló: “Todos somos Ana Julia Quezada”. Mi colega Ignacio Escolar denunció “el discurso del odio contra Ana Julia”, desde que la Guardia Civil descubriera el cadáver del niño en el maletero de su coche. El odio se apoyaba en tres motivos: “era…

Ver la entrada original 485 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s