Políticas nefastas de políticos vendidos

El timo del género

La LIVG se fundamenta en recomendaciones de la ONU que legitiman leyes de “discriminación positiva” (ahora se llaman de “acción positiva”  que es menos cantoso) en casos de colectivos en situación MUY DESFAVORECIDA siempre de forma PROVISONAL hasta que esa situación se resuelva.

Sin embargo, esa “recomendación” para países sin leyes igualitarias se ha aplicado en sociedades sin situaciones de discriminación real. Esto ha supuesto dos cosas:

1° que se generen discriminaciones innecesarias.

2° que no haya un “final” de la situación, ya que era ficticia.

Así, estas leyes se convierten en definitivas y crean conflictos nuevos hasta generar lo contrario de lo que pretendían resolver, en este caso machismo y misoginia reactivas por la situación de injusticia que viven muchos hombres, de la que culpan a las mujeres… no sin cierta razón, ya que son fruto de abusos individuales de mujeres a las que se les han dado excelentes…

Ver la entrada original 364 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s