Ludópatas

Las cuatro esquinas del mundo

Ayer escribí una entrada que tenía una finalidad específica y muy concreta: demostrar que Raül Romeva miente cuando afirma que para “echar” a Cataluña de la UE hay que reconocerla como Estado y que los que repiten esto (muchos) mienten también.

Como consecuencia de la entrada mantuve algunas conversaciones y descubrí que indiscutiblemente había alcanzado mi objetivo, ya que nadie fue capaz de mantener lo que Romeva había afirmado alegremente; sin embargo, esto no parecía importar, ya que inmediatamente se hablaba de “otras” cosas.

Algunas de esas otras cosas podían parecer razonables, pero en cierto sentido estaban desenfocadas. Me explicaré. El elemento común a esas derivaciones es la dificultad para España a la hora de llevar a la práctica políticas respecto de esa Cataluña independiente de facto y de las personas que viven en su territorio. Para aclarar mi posición, haré algunas consideraciones previas.

La primera es que yo parto de una…

Ver la entrada original 1.121 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s